lipoescultura ultrasonica

Esta técnica se aplica para el tratamiento de la celulitis y los acúmulos grasos. Los ultrasonidos son vibraciones mecánicas con una frecuencia superior a las vibraciones audibles. La aplicación de ultrasonidos a nivel de la superficie externa de la piel produce en el líquido intersticial del tejido graso cambios de presión, con la aparición de microburbujas que primero se contraen (implosión) y después estallan (explosión).

Como consecuencia de ello, las células grasas se ven expuestas a una sobrepresión que rompe sus membranas celulares, conduciendo al fenómeno de lipólisis o destrucción de los adipocitos. Las células son destruidas y su contenido de grasa (triglicéridos) se fragmenta en diglicéridos y es eliminado por la orina.

Es importante que la emisión ultrasónica sea suficientemente penetrante, aporte menor efecto térmico y mayor capacidad de generar presión en el tejido graso, para conseguir campos de cavitación de carácter estable que producen microburbujas de mayor tamaño y aportan mayor eficacia en la destrucción de las células grasas. De esta forma, se consigue un tratamiento de los acúmulos grasos más eficaz y más seguro (por producir menor calor).

La sesión de ultracavitación dura 30 minutos en una zona de tamaño mediano como un abdomen y 45 o 50 minutos en una zona más extensa como la región troncantérica (revolveras). Se aplica directamente sobre la piel previamente impregnada de gel conductor. El paciente percibe una sensación de crepitación o y un ligero calentamiento de la zona.

Inmediatamente concluida la aplicación de los ultrasonidos se debe realizar un drenaje intenso mediante la aplicación de presoterapia durante un mínimo de 10-15 minutos. Para obtener buenos resultados, el número de sesiones necesarias está entre 8 y 12 y se realizan cada una o dos semanas.

Normalmente, el resultado se manifiesta por una mejora progresiva de la calidad de la piel de naranja que se hace evidente desde las primeras sesiones. La reducción de volumen de los acúmulos grasos comienza a manifestarse transcurridos varios días desde la primera sesión.

En los casos en los que existe lipodistrofia (revolveras) es interesante infiltrar el tejido previamente con una discreta cantidad de solución hiposomolar para potenciar el efecto de la cavitación. A esta técnica coadjuvante de la ultracavitación se le denomina hidrolipoclasia y debe ser realizada bajo estricto control médico.

En complexion estudios es el médico experto en medicina estética corporal el que pauta la idoneidad y el tipo de ultracavitación más eficaz para cada paciente. En todos los tratamientos de ultracavitación se incluye al final de la sesión el tratamiento complementario con drenaje linfático sin precio adicional.

celulitis-03

¿qué es la lipoescultura ultrasónica?