masaje antiestrés

Los factores que llevan a una situación estresante pueden ser muy variados y siempre distintos en cada persona, por lo que es difícil dar una receta mágica.
El masaje antiestrés sí puede ayudarte a aliviar las consecuencias de una situación de estrés, consiguiendo liberar una gran parte de las tensiones acumuladas y aumentar, por lo tanto, tu rendimiento laboral y personal, tanto a nivel físico como intelectual.
¿Qué beneficios obtienes con el masaje antiestrés?
A través de las distintas manipulaciones, pases y maniobras específicas de un masaje antiestrés, obtendrás los siguientes beneficios:
• Mayor rendimiento físico e intelectual.
• Mayor movilidad articular.
• Sensación de claridad mental.
• Desentumecimiento físico.
• Nutrición de los tejidos corporales, previniendo y anulando la vejez prematura del individuo estresado.
• Mayor capacidad de percepción.
• Mayor consciencia del esquema corporal.
¿Cómo se da el masaje?
El masaje antiestrés comienza con una serie de balanceos, que le recuerdan al cuerpo los acunamientos de su edad temprana, envolviéndolo y llevándolo a la evasión de la tensión mental, dejándolo en un estado de semiinconsciencia y somnolencia, de paz y de descarga, que permite que el terapeuta prosiga con unos movimientos más profundos a nivel muscular, descargando toda la musculatura afectada por el estrés.
Por último, unos pases y presiones en los pies (donde se refleja cada parte de nuestro organismo), terminarán de sedar y recuperar cada zona de su cuerpo.
Tras el masaje, la persona queda completamente en armonía, descansada pero dispuesta a afrontar su actividad diaria.
El estrés a largo plazo puede desarrollar la enfermedad.

masaje antiestress2
masaje antiestress