masaje reductor

El masaje reductivo se utiliza como método para combatir y eliminar la acumulación de grasa de una zona localizada del cuerpo, como glúteos o abdomen. Además, favorece la expulsión de toxinas, beneficia el flujo sanguíneo y mejora el sistema digesitvo, entre otras ventajas.

Con este tipo de masaje es posible reducir entre 5 y 10 cm el volumen de la zona trabajada y estilizar la figura, siempre que se complemente con una dieta saludable y ejercicio físico.

El masaje reductivo no es una solución efectiva para perder peso general, sino para rebajar los depósitos grasos localizados que tanto nos molestan sin necesidad de acudir a la cirugía.

beneficios

• Ayuda en la eliminación de grasa mediante la estimulación del flujo sanguíneo.
• Ayuda en la disolución del tejido adiposo y la celulitis.
• La estimulación del flujo sanguíneo generada, provoca que el metabolismo se acelere, aumentando la reabsorción de grasas y la quema de calorías.
• En 5 sesiones, llevándose a cabo por lo menos 5 veces por semana, durante 40 a 45 minutos se pueden reducir hasta 10 centímetros de talla.
• Es ideal para la reafirmación y tonificación de los músculos, aunque no debe considerarse como el absoluto reemplazo del ejercicio físico, ya que no aporta todos los beneficios que se logran con el trabajo arduo del gym.
• Útil en la revitalización y el desbloqueo de la bioenergía del tratado, liberando la tensión y ayudando en la resolución de problemas emocionales.
• Estimula la relajación, elimina la tensión muscular.

masaje reductor