microdermabrasión

La microdermabrasión es un procedimiento no químico y no invasivo que, mediante el cual se rocían microcristales hipoalergénicos sobre la piel para eliminar la capa más externa de células secas y muertas de la piel para dar lugar a una piel más joven y saludable. Con la microdermabrasión también se estimula la producción de una nueva capa subyacente de células de la piel con niveles más altos de colágeno y elastina, lo que mejora aún más el aspecto de la piel.

La microdermabrasión reduce o elimina las líneas finas, las arrugas y otros signos de envejecimiento del rostro, atenúa las cicatrices del acné y otras cicatrices leves, le otorga a cualquier tipo de piel una apariencia fresca y saludable.

Todo esto prácticamente sin efectos secundarios. Además, gracias a que la microdermabrasión usa cristales hipoalergénicos para tratar la piel es ideal para ser utilizado en personas con piel sensible a las sustancias químicas. La microdermabrasión no conlleva riesgos de importancia cuando la realiza un profesional calificado, sólo algunas personas pueden experimentar una leve irritación de la piel después del tratamiento.

En un procedimiento de microdermabrasión, el dermatólogo o cirujano estético usa un dispositivo manual que rocía finos cristales sobre la superficie de la piel, cada tratamiento lleva entre 30 minutos y una hora, y para obtener óptimos resultados se recomiendan de cinco a doce tratamientos de microdermabrasión, con intervalos de dos a tres semanas.

microdermabrasion_2
microdermabrasion_1