tensado vaginal

Este tratamiento se basa en la inducción de un efecto térmico láser en el tejido vaginal, que estimula la remodelación y la síntesis de nuevas fibras de colágeno. El resultado final de la neocolagénesis y del remodelado de la fibras existentes es el tensado del canal vaginal. El láser utilizado es el fotona Er:YAG de 2940nm con soluciones tecnológicas propias que permite entregar paquetes especiales de energía láser compuesta en la mucosa vaginal que enriquecen el colágeno de la fascia endopélvica.

La mayoría de las pacientes sólo necesita una sesión de tratamiento para conseguir un tensado significativo del canal vaginal. En los casos necesarios, se repite el tratamiento después de un mes. No se necesita preparación preoperatorio ni precauciones posoperatorias. Las pacientes se reincorporaron a sus actividades de forma inmediata. Tras una sola sesión, los resultados clínicos muestran tensado del canal vaginal, mayor satisfación sexual y una mejora notable en la calidad de vida.

¿cómo funciona el láser fotona?